El desamor de las que aman demasiado

02-Gina Intveen

Tiempos de Maktub

 Por Ruby Soriano

¿Quién no recuerda aquella frase que cita a las mujeres que aman demasiado? Hoy este enunciado puede quedar fácilmente desfasado cuando explicamos que la frase no va en el sentido de las féminas que aman muchísimo, sino más bien se refiere a todas aquellas mujeres cuya autoestima es tan baja que necesitan anclarse, atarse o detenerse de algo o alguien para sentir que son valiosas.

La cantidad de amor en una pareja no se mide, ni si quiera se cuantifica por el simple hecho de que dar es una cuestión de voluntad y no de obligación.

8185755072644996

Muchas son las mujeres –aunque también hay hombres- que sienten dar y entregar todo en una relación. Y no es que no lo hagan, el error estriba en la forma de interpretar sus propios sentimientos.

Cuando en una pareja, la mujer encuentra su zona de confort en los momentos de angustia, celos, inseguridad, agresión, maltrato y sumisión, es una clara muestra de no querer enfrentar una realidad doliente y cruda…..En su relación no hay amor, puede haber costumbre, temor, pasión, ego pero no amor.

descarga

Poder equilibrar el amor en una pareja es un desafío; sobre todo si estamos acostumbrados a la forma tradicional de entender el amor como una forma automática de entrega y de espera.

En una relación de pareja, ambos deben asumir su propia individualidad; reconocer que cada uno puede ser feliz sin el otro, pero que juntos, hacen posible que su felicidad se comparta, se expanda y se vuelva sólida.

El contexto de las actuales relaciones, afortunadamente ha permitido que cada vez sean menos mujeres las que por definición propia dicen “amar demasiado” con resultados adversos.

Josephine Wall - Butterfly Tree

La movilidad de las relaciones personales, nos revela hoy en día que las mujeres son capaces de iniciar procesos de auto querencia para llegar a un estado no de soledad, pero sí de disfrute en solitario.

¿Quién dice que no se puede amar a la distancia? ¿Quién dice que no se pueden respetar los espacios mutuos y los comunes en ciertos tiempos y momentos?.

Las mujeres que aman demasiado pasaron de moda; lo mismo que las que disfrutan siendo las inconfundibles víctimas de amores imposibles o mal logrados que las hacen llorar y desgarrarse el alma.

La mujer de hoy es desafiante, más no indolente. Sabe escucharse a sí misma para aceptar, corregir y arriesgarse las veces que sea necesario a probar que antes de amar a alguien, puede quererse un poquito más que el día anterior.

Amarse mucho no es un acto de egoísmo ni egocentrismo, es partir por lo inevitablemente esencial. Saber qué tanto y hasta dónde llega el amor por nuestra esencia, nos permite entender qué amamos de los demás.

El resto es más sencillo. Entablar relaciones donde hay una independencia aceptada por todas las partes, permite, amar con toda libertad y frenar los sinsabores que a veces se convierten en el pilar de una relación en la que ninguna de las partes se quiere lo suficiente como para entregar un amor mutuo.

Facebook:  Mediatikos Consulting         Twitter: @rubysoriano

Mail:  mediatikosconsulting@gmail.com              www.mediatikos.wordpress.com

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios