Del anecdotario de las hipocresías

picmonkey-collage

Alquimia de Poder

 Por Ruby Soriano

Corría la década de los 90, la Puebla de los Ángeles, la Puebla mocha, tradicional defendía la santidad de sus valores y costumbres, acuñados en los roperos de esas abuelas castrantes que presumían sólo en México  los apellidos de abolengo, pues en España y en Líbano, eran más corrientes que el agua del grifo.

Así, en esos tiempos, la iniciativa privada local estaba conformada por “los grandes santones”, padres de uno que otro de los que el sábado marcharon por “la defensa de la familia”.

Aquellos tiempos, eran de los hombres de closet, de las mujeres golpeadas, humilladas, engañadas que ocultaban sus desgracias con el estandarte de la abnegación y las buenas costumbres.

Era la Puebla de las hipocresías que buscaba acallar divorcios, infidelidades, amasiatos y escándalos de asesinatos entre homosexuales, uno que otro vinculado a esas organizaciones de membrete donde se hacen llamar caballeros y damas de Colón o hasta del mísero Hernán Cortés.

De esos anecdotarios de oro, rescato la doble moral, de un encumbrado empresario que en esos tiempos, lideraba el moralista Centro Empresarial de Puebla mejor conocido como Coparmex. Defensor de la moral, la familia y las buenas costumbres, este dirigente empresarial, regañaba a reporteros y daba cátedra de la rectitud. Sin embargo, una noche, corrió con la mala suerte de encontrarse con estos rijosos reporteros a los que regañaba en uno de esos lugares “non santos”, donde las chicas de la noche, complacían y encorvaban la rectitud del entonces líder patronal.

Eran también los tiempos de la impunidad de los miserables curas, que en algunas arquidiócesis de Puebla, cometían abusos contra niños y niñas de comunidades indígenas. Tehuacán era rehén de los cacicazgos religiosos disfrazados de evangelización y sobornados con los excesos de su curia.

Varias historias se cuentan en torno a la figura del máximo jerarca católico de aquellos años. Don Rosendo Huesca y su venia en los casamientos, bautizos y todo tipo de ceremonias celebradas por “esos buenos católicos” que intentaban acallar su conciencia con las generosas “limosnas”.

El entonces Arzobispo era de mucho aguante, sobre todo cuando de licor se trataba ¿y por qué no? Cuando había que dar rienda suelta a los gustos terrenales.

La simulación es algo que se práctica de manera magistral en una sociedad como la poblana.

Tolerancia y respeto fue lo que menos se observó en una marcha en defensa de la familia, donde vimos muchas caras de esos “buenos ciudadanos, cristianos, hijos, curas, empresarios y uno que otro político” que alentaron un ambiente de odio y rechazo hacia las opiniones y decisiones diferentes a lo que ellos defienden como una verdad única.

Las sociedades evolucionan, cada quien es responsable de sus creencias, sus valores, sus afectos y su decisión de elegir la familia con la que quieran vivir la vida.

Muchos de los que el sábado pasado marcharon son magistrales a la hora de simular lo que ellos denominan “familias normales”. Cuántos de los que ahí estuvieron, hoy retornaron al closet, volvieron al síndrome de la negación con tal de  esconder la homosexualidad de sus hijos.

Hace unos días, en Buenos Aires, Argentina, una pareja de chicas lesbianas se encontraba tomando un café en La Biela, uno de los cafés más simbólicos y tradicionales ubicados en el Barrio de La Recoleta. Cuando las chicas se dieron un beso, uno de los meseros les pidió salir del lugar. Después de este acto discriminatorio en un país donde hace dos años se aprobaron los matrimonios igualitarios, la respuesta de la comunidad lésbico-gay no se hizo esperar.

Días después, decenas de parejas de mujeres acudieron a La Biela y a las puertas del conservador café porteño, se fundieron en largos y románticos besos.

Una sociedad se construye y evoluciona con apertura, con la aceptación y el respeto por los derechos de las mayorías, pero también de las minorías.

La riqueza de la diversidad se haya en la capacidad de ser tolerante. De aprender a respetar decisiones, relaciones, códigos de conducta, formas de vida, condición social y sexual. Nos merecemos poder mirar y vivir con PLURALIDAD y RESPETO.

Facebook:  Mediatikos Consulting         Twitter: @rubysoriano

Mail: mediatikosconsulting@gmail.com              www.mediatikos.wordpress.com

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Mediatikos Consulting

Somos profesionales de la comunicación decididos a emprender una empresa de asesoría en temas relacionados con nuestra profesión, tales como el coaching mediático electoral, elaboración de contenidos, líneas discursivas, relaciones públicas y aseoría en imagen institucional. Sin embargo, nuestra naturaleza periodística, nos acompaña en esta pequeña pero gran aventura, por lo que no dejamos de crear opinión y generar lo que para nosotros es la esencia de la vida laboral.....comunicar, informar y difundir.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s