Una semilla de oro

carmen

Conexión México

Por Ruby Soriano

Muy pocas veces titubea, habla como una niña madura, reflexiva e inteligente. A sus trece años, Carmela es sin duda, de los referentes que se tienen que tener para hablar y difundir con orgullo, los derechos de los niños y niñas indígenas en México.

Originaria de una comunidad tepehua, llamada Los Reyes Ixtlacoatla, en Acaxochitlán, Hidalgo, María del Carmen Cruz Ramírez tropezó a sus pocos años, con esa realidad lastimosa que se vive en diferentes regiones de nuestro país, donde aún, los usos y costumbres de muchas poblaciones, nos llevan a encarar con crudeza la realidad a la que se enfrentan cientos de niñas indígenas, cuya dignidad y derechos son vulnerados como parte de las “costumbres” de su hábitat.

Muy pocas veces atestigüé una entrevista tan enriquecedora como la que esta niña de 13 años otorgó a un medio de comunicación nacional. Su seguridad es apabullante, habla y gesticula con esa serenidad que da el saber qué se quiere y a dónde se va.

A su corta edad, esta niña Tepehua hizo lo que muchos adultos prefirieron ignorar. Levantar la voz de la denuncia, pero también, iniciar un camino en el que se escuche su voz para contar esa otra realidad que se vive en las comunidades indígenas de nuestro país.

Camela narra que en su comunidad, muchas niñas eran vendidas por sus propios padres a cambio de alcohol o animales de carga. En una completa indefensión, muchas niñas indígenas son comercializadas como parte de las “costumbres” de sus pueblos, donde el futuro para ellas es previsible y desalentador.

Embarazos a temprana edad, maltrato y golpes, trabajos pesados y el sometimiento a una vida indigna, donde muy pocas veces se tiene la oportunidad de opinar y cambiar el destino.

Carmen no se quiso quedar inmóvil ante lo que sus ojos de 13 años atestiguaban y optó por buscar ayuda. Primero buscó el apoyo de sus maestros y de sus propios padres, quienes junto con ella entendieron que era hora de cambiar esa realidad que lastima a muchos niños y niñas indígenas.

Recurrieron a lo inmediato, la denuncia, para después pasar al acercamiento con la población, las pláticas de orientación, la educación y la irrefutable necesidad de abrirle los ojos a esos padres que ven a sus hijos como objetos de una antiquísima actividad prehispánica: El trueque.

Carmelita no se conformó con la denuncia y las pláticas de orientación que consiguió se dieran en su comunidad. Con el respaldo de sus profesores, se inició en el estudio de los derechos humanos de la niñez indígena.

Habla con extremo orgullo de sus raíces, se dice una niña indígena que quiere ser abogada y trabajar en la defensa de los derechos indígenas.

Hace unos meses, ganó el Premio Estatal de la Juventud en Hidalgo y hoy está en busca de seguir estudiando para apoyar  no sólo a su comunidad, sino a todos aquellos niños que como ella, son testigos de atrocidades que en la mayoría de los casos pasan desapercibidos por falta de denuncias.

Carmen es sin duda una semilla de oro que está en la construcción de un camino que sin duda le dará muchas satisfacciones.

Saber que en México hay niñas con el temple y la valentía de Carmen es motivo de admiración y reconocimiento, sobre todo, cuando ella ha levantado la voz de la denuncia y ha decidido trabajar desde su corta edad, para buscar el respeto a la dignidad y derechos humanos de la niñez indígena de México.

@rubysoriano    rubysoriano@gmail.com   http://mediatikos.worpress.com/

                        

Anuncios

Acerca de Mediatikos Consulting

Somos profesionales de la comunicación decididos a emprender una empresa de asesoría en temas relacionados con nuestra profesión, tales como el coaching mediático electoral, elaboración de contenidos, líneas discursivas, relaciones públicas y aseoría en imagen institucional. Sin embargo, nuestra naturaleza periodística, nos acompaña en esta pequeña pero gran aventura, por lo que no dejamos de crear opinión y generar lo que para nosotros es la esencia de la vida laboral.....comunicar, informar y difundir.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s